domingo, 3 de marzo de 2013

Caminando






Te llevo en mi cabeza
como los años que despeinan
el cabello en el que tantas veces
se me ha enredado la vida,
ésa que, pendiente de sus garras
y sujeta a sus palabras,
aborrecemos, aunque, tan amantísima,
constantemente me arrebata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario